los invito a leer mi libro Pasión por El Café. Editado por Libros El Nacional

Follow by Email

lunes, 22 de noviembre de 2010

Que cafe te gusta?

 
Hoy en día, en esta época de la globalización y suponiendo que vivimos en un país de libre comercio y sin restricciones, uno puede dirigirse a tiendas/café/bar italiano a tomarse un buen espresso, y de paso salir con una bolsita de café, en grano o molido, en la mano.
Estas tiendas ofrecen muchas variedades de café: de Brasil, Honduras, Guatemala, Etiopía, Costa Rica, en fin, una gran cantidad de países. Y lo más interesante que uno logra conseguir e estas tiendas son las “mezclas” o “miscelas” llamadas así en italiano. Estas mezclas se hacen de diferentes tipos de café; variedades que, al igual que las cepas para los vinos y las maltas en los whisky, son el alma de un buen café.
Por ejemplo, el café de Costa Rica tiene un sabor muy fuerte pero carece de aroma, y para eso se incluye en la mezcla café Papua de Nueva Guinea que es demasiado aromático. Lo mismo que un café brasileño que tiene mucho cuerpo y buen balance y se traduce en buena consistencia, aroma, sabor, e incluso precio. Los comercializadores de café descafeinado prefieren el café de Colombia, ya que estos granos, después del proceso de lavado para quitar la cafeína, aún mantienen muchas de sus propiedades en especial el sabor.
Si me preguntan por mi favorito y supongamos que no tenemos limitantes económicas, voto por el Jamaica Blue Mountain. Es uno de los cafés más caros del mundo. En este momento, su costo sobrepasa los US$ 50 por kilo. Demasiado caro pero tiene un sabor extremadamente complejo y, mundialmente, es uno de los cafés más apreciados. Es un café que debe tomarse sin ninguna mezcla, ya que él solo hace bastante. Tiene un sabor ligeramente ácido, suave, con un toque afrutado delicioso, equilibrado y con escaso contenido de cafeína. Un sabor inconfundible que le caracteriza un sabor excepcional. Es el preferido de los café gourmet. Los catadores de café a menudo logran detectar una profusión de notas florales en Blue Mountain de Jamaica, junto con un sabor casi a chocolate. Los aficionados están dispuestos a pagar altos precios por este increíble café que bien vale la pena probar. Si usted tiene la oportunidad de hacerlo, hágalo.
Este café, como lo dice su nombre, es cosechado en Jamaica con unas condiciones muy especiales. Tiene denominación de origen y el arbusto crece a una altura de entre 1500 y 3000 msnm. Son las montañas más altas del Caribe y predomina un clima frío, condiciones ideales para un buen café.
Este año ha batido récord de precios, jamás se había cotizado tan alto. Evidentemente la parte comercial ayuda en esto ya que su producción es escasa y limitada, y la demanda de los sibaritas gourmets va en ascenso.
¿Saben por qué este café es tan caro y más comercializado que el venezolano? Porque Jamaica lo tomó como política de estado: no tienen potencial petrolero y viven del café y del turismo.
Al final me sigo quedando con mi café venezolano que tanto trabajo le toma al agricultor y es quien menos se beneficia del comercio del café. El agricultor de café venezolano lleva toda la carga: si la cosecha se dañó, si le robaron los sacos de café, si la mata de café se enfermó, si llovió demasiado o llovió poco. La semana pasada el precio del saco de café aumentó a Bs 720 (aprox. 50 kilos). Saquen la cuenta de cuánto en realidad estamos perdiendo en comparación con los jamaiquinos. ¿Valdrá la pena seguir cosechando café en Venezuela bajo esas condiciones? La respuesta me asusta.

1 comentario:

  1. Interesante planteamiento, ojala que no dejemos de producir cafe, seria una lastima

    ResponderEliminar

Me gustaria saber tus comentarios:

Páginas vistas en total

Entradas populares

Twitter Updates 2.2: FeedWitter